DECLARACIÓN DE FE

PREÁMBULO

La Declaración de Fe de la Iglesia Bautista del Séptimo Día no tiene fuerza coercitiva sobre las iglesias o individuos. Consideramos la libertad de conciencia, bajo la dirección del Espírito Santo, como esencial a la fe y práctica cristiana. Por tanto, alentamos al estudio sin obstáculos y al debate abierto de las Sagradas Escrituras y defendemos la libertad individual de conciencia en la búsqueda de la comprensión y obediencia a la voluntad de Dios.

Es por ese motivo que no tenemos ningún credo obligatorio, al cual los miembros deban someterse, excepto la Biblia, y ningún teste de credo, salvo las evidencias de un corazón regenerado por el Espíritu Santo, arrepentimiento de los pecados, confesión de Jesús como su Señor y Salvador, bautismo por inmersión, observancia a la ley moral y de una vida cristiana fundamentada en las Sagradas Escrituras.

Consideramos, todavia, que ciertas creencias doctrinarias tienen el suporte de las Sagradas Escrituras y que son comunes a todos los verdaderos y fieles seguidores de Cristo.

Con esa convicción en mente, presentamos nuestra Declaración de Fe derivada de la comprensión de las Escrituras como una expresión de nuestra fe común.