La iglesia

Creemos que la iglesia de Dios es constituida de todos los creyentes reunidos por el Espíritu Santo en un solo cuerpo, del cual Cristo es la Cabeza.

Creemos que la iglesia local es una comunidad de creyentes organizados en una relación de pacto para la adoración,  comunión y el servicio, practicando y proclamando convicciones comunes, mientras crece en la gracia y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Creemos en el sacerdocio de todos los creyentes y en la autonomía de la iglesia local, a medida que tratamos de trabajar en asociación con otras personas para el testimonio más eficaz.