Historia

Somos parte de La Iglesia Bautista del Séptimo Día que tuvo su origen con el movimiento separatista en Inglaterra a mediados del siglo XVII. Con renovado énfasis en el retorno a las Escrituras, tanto en doctrina como en práctica, hombres como James Ockford, William Saller, Peter Chamberlain, Francis Bampfield, Edward Stennet, Joseph Stennett y otros, después de mucho estudio de la Palabra de Dios, pidiendo la guía del Espíritu Santo, llegaron a la conclusión que observar el sábado como día de reposo y adoración a Dios era un requisito indispensable del cristianismo bíblico.

[read more=”Clic acá para leer más” less=”Leer menos”] 
Al principio, todos estos cristianos sabáticos, como se les llamó, siguieron acudiendo a la Iglesia Bautista a la cual pertenecían, con creencias compartidas, pero en la práctica, guardando el sábado como día de reposo para el Señor, en sus casas. Desde el momento en que el poder del Estado fue utilizado para imponer la conformidad a un día común de adoración, es decir, el domingo, la separación se hizo necesaria.

La primera Iglesia Bautista a guardar el sábado fue organizada en 1617 en la ciudad de Londres, Inglaterra, recibiendo el nombre de Iglesia Bautista del Séptimo Día de Mill Yard, liderada por el Dr. Peter Chamberlain, médico personal del rey Jaime y la reina Ana, del rey Carlos I y la reina Caterina. La inscripción en el monumento sobre la tumba dice que él murió en 1683, y que era “un cristiano guardador de los mandamientos de Dios y la fe de Jesús, bautizado alrededor del año 1648, y guardador del sábado como el séptimo día por más de treinta y dos años”.

Los Bautistas del Séptimo Día no crecieron mucho en Inglaterra, pero atrajeron a muchos adeptos en América del Norte y entre los alemanes.

El estudio de las Escrituras en América del Norte trajo Samuel y Tacy Hubbard al principio bautista del bautismo del creyente en 1647, y la participación como miembros de la Primera Iglesia Bautista de Newport, Rhode Island. En 1665, su familia y varias otras se convencieron de la observancia del sábado como “santo día del Señor”, y se unieron en alianza con Stephen Mumford y su esposa Ann, que habían aprendido acerca del sábado cuando aún eran miembros de una Iglesia Bautista en Tewksbury, Inglaterra. Ellos emigraron al continente americano para escapar de la persecución tan feroz que había en esos tiempos contra los que guardaban el sábado.

Cuando Samuel y Tacy Hubbard declararon públicamente sus convicciones acerca del sábado, se crearon conflictos internos entre los sabáticos y los observadores del domingo. Los que guardaban el sábado al final abandonaron la iglesia, aunque de los nueve, cuatro regresaron por demasiada presión y no ser fuertes en la fe. Por lo tanto, cinco miembros se unieron a Mumfords, estableciendo la Primera Iglesia Bautista del Séptimo Día en América del Norte, en 23 de diciembre 1671.

La iglesia de Newport ya no existe más, y muchos de sus miembros también hacían parte de la Iglesia Bautista del Séptimo Día Occidental. Esta iglesia observó el sábado regularmente en la casa de John Crandall, durante treinta años. En 1708 las dos iglesias se convirtieron en congregaciones separadas, pero mantuvieron un compañerismo íntimo por muchos años. La Iglesia Occidental recibió el nombre de Primera Iglesia Bautista del Séptimo Día de Hopkinton, y todavía está en plena actividad.

Otra separación similar ocurrió en Piscataway, Nueva Jersey, en 1705, donde Edmund Dunham, diacono de la Iglesia Bautista, habló sobre las convicciones bíblicas de la observancia del sábado. Dunham con otros 16 miembros se retiraron para formar la Iglesia Bautista del Séptimo Día.

Un tercer grupo de iglesias se creó en Filadelfia alrededor del año 1700, dirigidas por un movimiento de emigrantes alemanes, este grupo realizó una asociación de iglesias Bautistas del Séptimo Día en Pennsylvania en 1728.

Otra Iglesia Bautista del Séptimo Día bastante antigua, pero todavía en actividad, está en Nueva Jersey. La Iglesia Bautista del Séptimo Día de Shiloh, Nueva Jersey, fue fundada en 22 de noviembre de 1737, cuando unos 40 hombres se reunieron en la casa de un miembro de la Iglesia de Shiloh.

El origen de la Iglesia Bautista del Séptimo Día en Brasil se remonta a 1913. En una reunión administrativa de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, que se celebró el 19 de enero de ese año, en la ciudad de Curitiba, Paraná, cinco dirigentes y otros miembros de esa iglesia solicitaron la exoneración porque no estaban de acuerdo con algunos puntos doctrinarios, especialmente en relación a la importancia atribuida a los escritos de Ellen Gould White. En la ocasión, dejaron esa iglesia los hermanos Theodoro P. Neumann, Jorge P. Wischral, Julio Nísio, Gustavo Schier y Cándido M. de Godoy, de los cuales los dos primeros eran miembros del Comité Administrativo de la Conferencia de Paraná.

Al día siguiente, estos hermanos, juntamente con otro líder dimisionario – Germano Echterhoff – se reunieron y decidieron fundar una nueva denominación con el nombre “Evangélicos Adventistas del Séptimo Día”. En 25 de enero de 1913, se publicó un manifiesto, firmado por seis dirigentes, explicando los motivos de su actitud y confirmando su nueva fe.

El 21 de junio de 1916 fueron aprobados el Estatuto y Reglamento Interno, bajo el nombre de “Conferencia de la Iglesia Evangélica Adventista”, que vigoraron hasta el 4 de noviembre de 1950, cuando, en Asamblea General Extraordinaria, realizada en Curitiba, Paraná, los mismos fueron cambiados, siendo adoptado el nombre de Iglesia Bautista del Séptimo Día de Brasil, después de los acuerdos firmados con la Iglesia Bautista del Séptimo Día de Hamburgo, Alemania, debido a la identidad de sus doctrinas.

Los primeros contactos que hizo la Iglesia Bautista del Séptimo Día de Brasil con Chile fueron a través del Hno. Manuel Marambio Torres, que por razones de trabajo se había radicado en Brasil, donde conoció la Iglesia Bautista del Séptimo día en la ciudad de Campinas, São Paulo, y fue recibido allí como Presbítero por el Pr. Daniel Miranda Gomes.

Al regresar a Santiago, el Pb. Manuel Marambio hizo los primeros contactos misioneros con algunos pastores chilenos interesados en la doctrina. En el día 25 de Abril del 2012 el Pr. Daniel M. Gomes hizo su primer viaje a Chile, donde se reunió en Concepción con el Pr. Pedro Aguilera Castillo. Al conocer del viaje del Pr. Daniel M Gomes, la Sociedad Misionera de la Federación Mundial Bautista del Séptimo Día de los Estados Unidos lo puso en contacto con otros hermanos igualmente interesados en la denominación.

En el día 28 de Abril del 2012 se efectuó en Santiago de Chile la primera reunión administrativa para dar inicio al trabajo de formación de la Iglesia Bautista del Séptimo día de Chile y convenir un apoyo financiero para llevar a efecto los trámites legales de formación de la Iglesia. En dicha reunión estuvieron presentes el Pr. Pedro Aguilera de Concepción, el Pb. Manuel Marambio de Santiago, y el Pr. Daniel M. Gomes de Brasil, además de otros hermanos y hermanas.

En los meses siguientes se reúnen los hermanos en Santiago en la casa del Pb. Manuel Marambio T. y luego en la casa del Pb. Manuel Neira B. Paralelamente el Pr. Pedro Aguilera acondiciona en su casa un salón para reunirse con los Hnos. de Concepción. En el mes de Mayo del mismo año nace en la ciudad de Cauquenes otra iglesia guiada por el Pb. Franklin Martínez Rivas, con un número aproximado de 18 personas.

En Diciembre del 2012 el Pr. Daniel M. Gomes visita a Chile por segunda vez. Su principal misión en este viaje es la investidura de pastores para la naciente Iglesia, ya que solo en Concepción se contaba con un pastor ordenado (Pr. Pedro Aguilera).

En los días 11 a 15 de Enero 2013 el Pr. Luis Lovelace, de la Iglesia Bautista del Séptimo Día de Georgia, Estados Unidos, y el Hno. Clinton Brown, Director Ejecutivo de la Sociedad Misionera Bautista del Séptimo día de EUA hacen una visita misionera a Santiago de Chile. En esta oportunidad ellos viajan también a conocer las Iglesias de Cauquenes y Concepción.

El día 16 de Enero 2013 los pastores Pedro Aguilera y Manuel Neira, acompañados por el Hno. Clinton Brown, hacen un viaje para participar de la Conferencia brasileira y de las celebraciones del centenario de la Iglesia Bautista del Séptimo día de Brasil. En esta ocasión la Iglesia de Chile y de Brasil firmaron acuerdos misioneros para el progreso da la Iglesia en suelo chileno.

En Septiembre del 2014 se efectúa la Organización de la Convención Chilena de la Iglesia Bautista del Séptimo Día que tiene el número de registro de Persona Jurídica 2913. En esta ocasión tuvimos la visita del Presidente de la Sociedad Misionera de EUA, Pastor Dale Thorngate y del Pr. Andrew Samuels Secretario de la Sociedad Misionera EUA y de los Pastores de la Conferencia Bautista del Séptimo Día Brasilera: Jonas Sommer, Claudir de Oliveira y Daniel M.Gomes.

Actualmente la Iglesia Bautista del Séptimo día de Chile opera administrativamente como Convención Bautista del Séptimo Día de Chile dirigido por una Junta Directiva,  http://www.ib7.cl/junta-directiva . Esta Junta Directiva tiene el apoyo de la Conferencia Bautista del Séptimo Día Brasileña así como de la Sociedad Misionera Bautista del Séptimo Día de los Estados Unidos.
[/read]